El Teletrabajo tiene que ser un derecho de los docentes en las tareas y reuniones no lectivas

Una reflexión  

Llega el covid y unos 110.000 docentes andaluces ponemos  del revés nuestras vidas, dedicamos día y noche a digitalizarnos, a  aprender qué era eso del teletrabajo. 

 En pocos meses nos hacemos hiper- mega sofisticad@s  dominando cualquier plataforma de videoconferencia, programas  de grabación de clases virtuales etc. 

Consejería firma acuerdos millonarios con empresas privadas  como Google y Microsoft y se reparten más de 100.000 portátiles. 

Y ahora el curso 2022/23 SIN TELETRABAJO  

Ante nuestro estupor las instrucciones de principio de curso son  claras: todo presencial, después de haber pasado las de Caín, y  cuando tod@s estábamos adaptad@s, desaparece de un plumazo  y retrocedemos al cuaternario.  

Estando el precio de la gasolina como está, el debate energético en  pleno auge (electricidad; eficiencia etc.), y ¡ZAS! se acabó de la  noche a la mañana la conciliación familiar. 

Otras administraciones continúan alternando días de teletrabajo con presencial, mismamente nuestra INSPECCIÓN continua con  esta dualidad ¿y l@s docentes? 

Desde Docentes por la Pública exigimos dar continuidad al modelo  de teletrabajo y esperamos este nuevo equipo de Consejería no se  dedique a dar bandazos como el anterior, aunque mal comienzo sí  ha tenido.

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.